28 abr. 2012 | Por: Nacho

Los más ricos

Como bien sabréis, cada cierto tiempo la prestigiosa revista norteamericana Forbes publica un ránking con las personas más ricas del mundo. Pero el otro día, en un arranque de originalidad –y, seguramente, de aburrimiento extremo–, decidió publicar la lista de las quince personalidades más ricas... en el mundo de la ficción (de autor). Normalmente, me habría contentado con tweetear el enlace a la noticia, pero su cobertura ha sido tan deficiente que he escogido darle un mayor protagonismo (lo cierto es que me gustó mucho) y publicarlo aquí:

Al parecer, la misma lista lleva siendo publicada años, ya que el portal web de Forbes indica que el agregado neto de todas las rentas del ránking sumaría 209,5 mil millones de dólares, suponiendo un incremento del 59% con respecto al año anterior. Para hacernos una idea de esta colosal cifra, se explica que es dinero suficiente como para dar 30 dólares a cada persona del mundo real. Sobrecogedor.

Encabeza la lista de este año el anciano dragón Smaug, el Magnífico, cuyo patrimonio creció con respecto al año pasado (desde la séptima posición) un 16% hasta los 62 mil millones de dólares (estimados) tras un nuevo análisis de sus riquezas después de robar la fortuna de los enanos (es bien sabido por los aficionados al género fantástico que los dragones tienen la costumbre de acumular toda suerte de antigüedades, joyas y demás objetos valiosos en sus cavernas para dormir sobre ellos). De hecho, la historia de El hobbit narra precisamente la expedición de Bilbo Bolsón, Gandalf y los enanos para recuperar su tesoro.

El segundo miembro de la lista es quien me ha hecho escribir esta entrada. Conocido en España como Isidoro Dorado, Flintheart Glomgolg es el archienemigo del famoso Gilito McPato o Tío Gilito. Sin embargo, medios importantes de España (por citar algunos, Antena 3 y 20 Minutos), seguramente retroalimentándose los unos a los otros y replicando la misma noticia sin contrastarla siquiera, han considerado que Flinheart era el propio Tío Gilito (otros medios, como El Mundo, Público, Libertad Digital o la versión online de 20 Minutos, no han caído en la trampa), cuando el artículo de Forbes explica la controversia en torno a esta cuestión: Isidoro y Gilito, emulando la archiconocida historia de Julio Verne La vuelta al mundo en ochenta días, apostaron sus respectivas fortunas en una carrera alrededor del mundo y parece ser que el primero contrató a los Golfos Apandadores (el equivalente en Patoaventuras de los Hermanos Dalton de Lucky Luke) para secuestrar al campeón de Gilito, su sobrino Donald Fauntleroy Duck, más conocido como el Pato Donald. De ese modo, en la actualidad Gilito McPato está en la ruina (y ha sido, pues, expulsado de la lista, que lideraba el año pasado con 44,1 mil millones de dólares) e Isidoro acumula una ingente fortuna de 51,9 mil millones de dólares que le ha hecho ingresar en el ránking.

Como he podido leer en alguno de los artículos anteriormente citados, una ventaja de la inmortalidad es poder acumular fortunas a lo largo de los siglos. Carlisle Cullen, patriarca de los Cullen en la saga Crepúsculo, ha sido desbancado por Isidoro Dorado y se sitúa este año en el tercer puesto con 36,3 mil millones de dólares después de 370 años de vida.

A Carlisle le sigue Jed Clampett, un nuevo rico (tal es el nombre de la serie emitida por la CBS en los años sesenta en que aparece: Los nuevos ricos) que hizo fortuna gracias a los petrodólares. Posee en su haber 9,8 mil millones de dólares.
Gracias a la empresa que heredó de su padre, Tony Stark, el alter ego de Iron Man, acumula una fortuna de 9,3 mil millones de dólares. Le siguen Richie Rich, el repelente niño rico de la película de igual nombre, cuyos padres ¿declararon a Hacienda? un patrimonio valorado en 8,9 mil millones, y el magnate Charles Foster Kane (Ciudadano Kane), con 8,3 mil millones, nuevo en el ránking. Sorprendentemente, Richie Rich ha descendido dos posiciones con respecto al pasado año, de modo que tanto Clampett como Stark han subido un puesto.

Otros superhéroe que se mantiene en el ránking, y encima en la misma posición, es Bruce Wayne (Batman), cuyos padres le dejaron 6,9 mil millones de dólares que ha sabido invertir muy bien, aunque si de inversiones se trata estaremos de acuerdo en que mayor tino tuvo el entrañable Forrest Gump, quien hizo una fortuna de 5,7 mil millones apostando por la venta de gambas y reinvirtiendo lo ganado en una modesta empresilla llamada Apple. También Gump se estrena en el ránking de la conocida revista.
Cierra el top ten otro clásico que no podía faltar: especulando como nadie en el mercado de la construcción alrededor del mundo, se calcula que Mr. Monopoly disfruta en sus arcas de 2,5 mil millones de dólares, aunque en 2011 se situaba en el noveno puesto. Completando la lista, que realmente recoge a los quince más ricos, la protagonista de la reciente y exitosa saga Millennium, la hacker Lisbeth Salander, realizó, gracias a sus conocimientos de informática, una estafa online que le reportó 2,4 mil millones de dólares. La suceden otro millonario de reciente descubrimiento, Tywin Lannister, patriarca de la regente casa Lannister en la saga Canción de Fuego y Hielo, con 2,1 mil millones heredados de su padre; el emblemático Charles Montgomery Burns o simplemente señor Burns (Los Simpson), cuyo mayor acierto fue fundar la central nuclear de Springfield y que acumula 1,3 mil millones (curiosamente, coincidiendo con su posición en el ránking, el decimotercero, un puesto por debajo del año anterior); Lord Robert Crawley de Grantham, dueño de Downtown Abbey en la serie homónima, que obtuvo 1,1 mil millones gracias a un acertado matrimonio; y, finalmente, Jo Bennett, directora ejecutiva de Sabre Corporation, empresa que adquiere Dunder Mifflin en la sexta temporada de The Office, con unos mil millones de dólares. Bennett ha descendido cuatro puestos este año.

Con respecto al año pasado, además de Gilito McPato [vide supra], han quedado fuera de la lista ilustres personajes como el ladrón adolescente de guante blanco Artemis Fowl II (en el tercer puesto con 13,5 mil millones de dólares); el peculiar Arthur Bach (en el décimo puesto con 1,8 mil millones); el actualmente arruinado Chuck Bass, de Gossip Girl, y el ejecutivo de elite Gordon Gekko, de Wall Street (a la espera de un juicio por su implicación en el escándalo de Galleon Group), ambos con 1,1 mil millones (decimotercera y decimocuarta posición, respectivamente); y, cerrando el anterior ránking, Jeffrey Lebowski (mil millones de dólares), coprotagonista de El gran Lebowski, cuyo argumento tendréis que descubrir viendo la película.


FUENTES E IMÁGENES: FORBES, vide supra

0 opiniones:

Publicar un comentario