26 oct. 2011 | Por: Nacho

Pseudorreligiones

Desde el instituto, se nos ha vendido que las posibles opciones personales ante una religión son creer (teísmo), no creer (ateísmo), dudar (agnosticismo) o directamente pasar (apateísmo). Sin embargo, ésta no es una cuestión tan sencilla, dado que existen alternativas y matices: ignosticismo, agnosticismo ateo, laicismo, panteísmo, irreligiosidad... Y a esto hay que añadir los nuevos movimientos religiosos sectarios y neopaganos, a menudo fundamentados en la ignorancia de la gente. ¿Existe alguna alternativa más? Así es, y de ello voy a hablar hoy:

Aunque el concepto de pseudorreligión abarca también a las sectas, voy a centrarme en otro tipo de movimientos: las llamadas religiones paródicas. Este tipo de religiones ficticias se caracterizan, evidentemente, por suponer una sátira contra el resto de religiones, ya sea adorando a un ídolo inexistente o a un icono destacable de la humanidad. Entre las primeras, pueden encontrarse, entre otras, las siguientes pseudorreligiones:

Pastafarismo: Esta religión surgió en EEUU cuando el Consejo de Educación de Kansas, presionado por los fundamentalistas cristianos, exigió que se enseñaran las mismas horas de evolucionismo darwiniano que de teoría del diseño inteligente, pseudociencia religiosa que pretende dar fundamento científico al creacionismo cristiano y evitar la ley estadounidense que impide enseñar el teocentrismo en las escuelas públicas. El físico Bobby Henderson, indignado, puso de manifiesto en una carta abierta al Consejo esta burla de la legalidad y exigió, utilizando la reducción al absurdo, que su fundamentadísima religión, el pastafarismo, recibiera el mismo trato que las otras dos teorías o, en caso contrario, tomaría acciones legales. Poco a poco, gracias a Internet, el pastafarismo y su deidad, el Monstruo del Espagueti Volador (MEV o, en inglés, FSM), fueron convirtiéndose en todo un fenómeno del ciberespacio, llegándose a realizar múltiples parodias derivadas (incluso se levantó una estatua del MEV frente a la sede del Consejo, como se puede apreciar en la imagen) y a escribirse el Evangelio del Monstruo del Espagueti Volador (lectura muy recomendable, por cierto).

Religión del Unicornio Rosa Invisible (URI): Utilizando el mismo argumento ad ignorantiam que las religiones mayoritarias, esta parodia de religión afirma que es imposible demostrar la inexistencia de la única diosa, la URI, pues es invisible, por lo cual se debe considerar que ésta existe. Para más inri, no sólo se escoge a un ser mitológico (y, por tanto, que por definición no se sabe si existe/existió o no) e invisible, sino que encima se afirma, como acto de fe (en palabras de sus seguidores), que su color es rosa, cualidad incomprobable e incompatible con la invisibilidad.

Jediísmo: Inspirada en el famoso blockbuster "La Guerra de las Galaxias" ("Star Wars"), surgió como religión paródica de facto cuando, en un censo de 2001, 390 mil británicos afirmaron profesar esta religión, que se convertiría, cuantitativamente, en la cuarta mayoritaria del país.


Sin entrar en más detalles, otras religiones paródicas importantes serían el discordianismo, el culto a Cthulhu, la Caída Inteligente (en contraposición al Diseño Inteligente), la Iglesia de los Subgenios y las Iglesias Simpsoniana, Chucknorrisiana, Gagariana (little monsters) y Maradoniana. Ahora que conocéis, al menos en estructura, casi todas las alternativas religiosas, ¿cuál elegiréis?


FUENTE: WIKIPEDIA

0 opiniones:

Publicar un comentario