19 sept. 2011 | Por: Nacho

Vulgarización

Hace un par de años, tuve que investigar sobre este término y hoy me he acordado de nuevo de él. Desgraciadamente, no he encontrado el trabajo que hice en su día, pero trataré de reproducir su contenido:

La vulgarización, por un lado, es un proceso lingüístico por el cual las nombres de marcas comerciales extremadamente populares se convierten en sustantivos comunes que sirven para designar genéricamente al producto o servicio. Por otro lado, implica también el proceso judicial en el que se decide si dicho nombre se ha convertido, efectivamente, en una palabra de uso común generalizado.

Ordenados alfabéticamente, éstos son algunos ejemplos de conocidas marcas vulgarizadas en el mundo hispánico: Ace, Airbus (aerobús), Albal, Aspirina, Bimbo, Carefree, Casera, Cellophane (celofán o celo), Chiclets (chicles), Chupa-Chups (chupachús), Cinemascope, Coca-Cola, Cola Cao, Colgate, Corn Flakes, Crayola, Danone, Discman, Dodotis, Doughnut (dónut), Fanta, Frisbee (frisbi), Gatorade, Gillette (yilé), Gomina, Heroína, JacuzziJeep, Juanola, Kellogg's, Kerosén (queroseno), Klaxon (claxon), Kleenex (clínex), Levi's, Maggi, Maizena (maicena), María, Mercromina, Michelín, Mistol, Müesli (muesli), Nata, Nesquik, Nestea, Nintendo, Nocilla, Nylon (nilón o nailon), Pepsi Cola, Philadelphia, Ping-Pong (pimpón), Plastilina, PlayStation, Post-it, Red Bull, Rimmel (rímel), Rotring, Royal, Scalextric, Smirnoff, Spam, Talgo, Tampax (támpax), Tang, TBO (tebeo), Thermos (termo), Tipp-Ex (típex), Tirita, Tupperware (táper), Valium, Vaselina, Velcro, Vespa, Viagra, Walkman, Wi-Fi (wifi), Yo-yo (yoyó), Zeppelin (zepelín)...

Como podéis observar, no faltan los ejemplos, a pesar de que muchos resultan hasta inverosímiles. Sin ir más lejos, ¿realmente alguien se refiere a las toallitas íntimas como carefrees? ¿Y a qué clase de producto genérico designa redbull, si es una bebida única? Además, ¿por qué Rotring y no Edding o Mistol y no Fairy? Dejando todas estas preguntas vitales en el aire, me gustaría señalar el curioso proceso de castellanización de estas marcas; de hecho, apreciaréis que la mayoría de palabras subrayadas (que se corresponden con aquellas vulgarizaciones registradas en el DRAE o el DPD) son la versión hispanizada y no a la original. Y es aquí donde lanzo otra pregunta: ¿cómo es posible que palabras tan cotidianas para nosotros como dónut, muesli, post-it, táper o viagra (por mencionar las más importantes) no estén reconocidas por la RAE? Sobre todo cuando podemos encontrar otras bastante menos relevantes y generalizadas, de las que gillette me parece el paradigma absoluto.

Para finalizar, me gustaría hacer, sin que sirva de precedente, una pequeña predicción de tres vulgarizaciones que no aparecen en la lista y creo serán incorporadas antes o después al DRAE: Bluetooth (¿blutuz, quizá?), Google y Zippo. En un principio, no habría apostado por la segunda, pero dada su creciente relevancia los diccionarios anglófonos ya incorporan el verbo to google (googlear) con el sentido de "Buscar en Google", así que, ¿quién sabe? Tiempo al tiempo. Después de todo, ya hay quienes abogan en defensa de tuitear y sus derivados...


FUENTE: WIKIPEDIA

FUENTE COMPLEMENTARIA: AH'DIÓ!

0 opiniones:

Publicar un comentario