16 nov. 2010 | Por: Nacho

Yeyé

La chica yeyé de Conchita Velasco aún es escuchable en muchos CDs recopilatorios del tipo Las 100 mejores canciones españolas, pero este curioso término, que designa a toda una moda musical de los años sesenta, nos es extraño, así que he indagado en su origen:

Al parecer, una vez más, debemos agradecer a los Beatles sus aportaciones al mundo (en este caso, al mundo del habla hispana). She loves you, título de una de sus canciones, incluía repetidas veces la palabra yeah (pronunciada a la inglesa, es decir, ye, no a la americana, yea) en su estribillo, al estilo de muchas canciones pop de la época, por lo que se comenzó a considerar que la palabra era un símbolo del propio movimiento. Así, dado que lo inglés/americano siempre ha sido visto en España como sinónimo de elegancia, rebeldía y, en definitiva, algo nuevo, único y original, adoptamos ese yeah, yeah con un guión (yé-yé) que acabaría desapareciendo (yeyé).


FUENTE: GRIJELMO, A. La punta de la lengua, Ed. Aguilar. Madrid, 2004

0 opiniones:

Publicar un comentario